Señalizando

Obra: Mojones de señalización de los Caminos de Santiago

Os resultará una de las obras más conocidas hasta el momento… No por su calidad artística o por la firma de su fábrica, sino porque os la habréis encontrado en cualquier rincón de cualquier camino que conduzca a Santiago de Compostela.

La foto que os propongo recoge una serie de mojones dispuestos en fila situados en la provincia de Palencia, a lo largo del Camino francés.

Estos mojones, realizados siguiendo las formas de aquellos que se habían empleado para señalizar las carreteras, pueden ser de piedra o cemento, y llevan representada la concha amarilla sobre fondo azul.

Os estaréis preguntando el porqué de traer a colación ésta imagen… ¡Pues… porque estamos en la Pascua!

Veréis: haciendo el Camino necesitáis las señalizaciones, sean del tipo que sean. En los primeros tiempos los peregrinos que viajaban de noche se guiaban por las estrellas; ahora tenemos GPS, Google maps … Y, en el Camino, los mojones y las flechas amarillas. Pero ¿quién te guía en la vida? ¿Acaso la aplicación de Google es capaz de decirte cuál es el siguiente paso que has de dar?

El hecho de que aparezcan alineados, me recuerda a una carrera de fondo: en la que cada uno la comienza y la termina a su tiempo, dejando tras de si una estela que acompaña a aquellos que arrancan más tarde.

Así como los discípulos de las primeras comunidades se dispusieron a recorrer el mundo anunciando aquello de lo que habían sido testigos, estos mojones me recuerdan que también tú, peregrino, después del recorrido habrás de testimoniar con tu vida, a modo de luz, guiando a otros. No significará que sepas más o que ya te hayas convertido en un experto caminante, sino solamente que habrás recorrido primero el sendero.

¿Quién te ha guiado a ti? ¿Con qué luz vas a convertirte en faro para el camino de otros? 

Fátima Noya Varela

Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *