16. Centro

Tema publicado con la autorización de «Susana Melero»

«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro respondió: «¡Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo!»   (Mt 16, 15-16)

Cuántas veces, a lo largo del camino nos resuena esta pregunta en lo profundo… Conviene recordar, «pasar de nuevo por el corazón» el enamoramiento de la primera llamada y contemplar cómo prendió, iluminó y dio sentido al tramo recorrido.

¿Qué me queda hoy de todo eso?

¿Dónde te sitúo, Señor? ¿En el núcleo de mi existencia, dando vida y verdad a cuanto siento y emprendo o en la tibia  periferia, donde coloco también las aficiones, tradiciones,  costumbres…?

¿Mi fe de hoy es una fe de inercias y descubrimientos prestados o se amasa en el encuentro contigo? (Jn, 20) ¿Se agranda en los contratiempos o se proclama con la boca pequeña para «no herir la sensibilidad» de los que no la tienen?

¿Quién digo yo -con lo que vivo y lo que sueño- que eres Tú para mí?

Susana Melero Leal

Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *