20. Un amor a recorrer

Tema publicado con la autorización de «Brotes de Olivo»

Felices, desde la libertad que nace del desapego a las seguridades de una vida plana y previsible (Mt 6, 1-32).

Confiados, descansados en un Dios Padre-Madre que proveerá lo necesario cada día.

Comprometidos en la denuncia de las injusticias desde la mansedumbre y la humildad (Mt 11, 29).

Consagrados a la dignificación de los pobres desde una opción valiente por vivir con sencillez… (Mt 5,3).

Precursores de una humanidad nueva, las misioneras y misioneros transitan la tierra con paso ligero y huella profunda. Ponen carne y verdad a las palabras del profeta:

«¡Qué bellos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae buenas nuevas, que anuncia la salvación y dice a Sión: «Ya reina tu Dios»!

Susana Melero Leal

Compártelo ...

El Bombero voluntario

Obra: Monumento al bombero voluntario (Barcelos); autor: Manuel Augusto Vieira; año: 1954

Ya hemos caminado algunas etapas juntos, lo que me permite hacerte una pregunta muy importante -imprescindible, diría yo-: ¿Cuál es la meta de tu camino?

Los pueblos que atraviesas caminando están llenos de monumentos dedicados a personas, ideas,… Algunos de ellos los hemos ido conociendo en estos meses. Muchas de esas ideas y personas se “hacen monumento” cuando ya no están presentes, se las recuerda con nostalgia, apetecería que hubiese más ejemplos de vida como esa o aquella persona… Lo contradictorio de este asunto es que, aquellos que son petrificados en una escultura, no habrían pedido nunca ésta realidad.

La razón de que haya escogido ésta escultura, que se encuentra en Barcelos (Camino Portugués) es, precisamente, ésta idea: hacer de tu vida, la entrega más pura a los demás sin pedir a gritos un reconocimiento a cambio. Sin lugar a dudas, una de las mejores metas que se puede tener en la vida.

Continuar leyendo «El Bombero voluntario»

Compártelo ...

Pie Jesu

Acabando este mes de Octubre, la Iglesia se prepara para entrar en el mes de Noviembre, el mes dedicado especialmente a todos los difuntos.

Quiero preparar musicalmente esa entrada en la conmemoración de todos los difuntos con una obra musical que merece ser apreciada y disfrutada: se trata del Pie Jesu de M. Duruflé, incluida dentro de su obra Réquiem, que fue escrito hacia 1947 y dedicado a la memoria de su padre.

Continuar leyendo «Pie Jesu»

Compártelo ...

San Francisco: instrumento de paz

El convento de san Francisco de Astorga se cree que fue fundado por el propio santo al pasar por esta ciudad. Quizá la primitiva iglesia se levantara en el siglo XIII, pero ese edificio fue sustituido en el siglo XVII por el actual. Hasta el siglo XIX, todo transcurrió en armonía y paz, hasta que los franciscanos se vieron obligados a abandonarlo durante la Guerra de la Independencia.

Sentir la huella de san Francisco de Asís en nuestro camino es, sin duda, una invitación a contemplar la realidad con el corazón, a alabar a Dios por todas sus criaturas y por las maravillas de la creación que nos vamos encontrando. Es, además, sentir la vida como camino hasta que abracemos a la hermana muerte que nos abrirá las puertas del cielo. Francisco es sinónimo de esperanza y firme compromiso con la paz.

Repasemos cómo van las cosas en nuestra vida, si estamos en paz con todo el mundo, qué es lo que hemos de cambiar, por qué hemos de pedir perdón… Caminemos con Francisco, el pobre, que nos ayudará a ser más humildes y desprendidos.

San Francisco de Asís. Ruega por nosotros.

Fernando Cordero Morales, ss.cc

Compártelo ...

19. Ángeles visibles

Tema publicado con la autorización de «Alfonso Moreno» y «Hnas. del Santo Ángel de la Guarda»

«No se te acercará la desgracia ni la plaga llegará hasta tu tienda, porque a sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en tus caminos». (Sal 91, 10-11)

Existen y nos asisten. Más allá de lo corpóreo, se intuye su presencia de muchas formas:  en visitas que anuncian algo sorprendente que se acoge entre el desconcierto  y la esperanza (Lc 1, 26-38); en respuestas creativas insospechadas que aportan soluciones a callejones sin salida; disolviendo situaciones de tensión o desencuentro con alegría desbordante o sentido del humor; como acontecimiento inusual que resuelve lo que antes sólo era fracaso y confortando o sosteniendo  los momentos en que se está al límite (Lc 22, 43).

Pero, a veces , cambian sus alas por manos y pies y, desde un corazón de servidores como el suyo, se hacen cercanos, prójimos, tangibles, «realizando acciones ordinarias de manera extraordinaria» (cardenal Van Thuan).

De un modo u otro hacen concreta la Providencia del Padre perfumando los días de divinidad.

Susana Melero Leal

Compártelo ...