El Bombero voluntario

Obra: Monumento al bombero voluntario (Barcelos); autor: Manuel Augusto Vieira; año: 1954

Ya hemos caminado algunas etapas juntos, lo que me permite hacerte una pregunta muy importante -imprescindible, diría yo-: ¿Cuál es la meta de tu camino?

Los pueblos que atraviesas caminando están llenos de monumentos dedicados a personas, ideas,… Algunos de ellos los hemos ido conociendo en estos meses. Muchas de esas ideas y personas se “hacen monumento” cuando ya no están presentes, se las recuerda con nostalgia, apetecería que hubiese más ejemplos de vida como esa o aquella persona… Lo contradictorio de este asunto es que, aquellos que son petrificados en una escultura, no habrían pedido nunca ésta realidad.

La razón de que haya escogido ésta escultura, que se encuentra en Barcelos (Camino Portugués) es, precisamente, ésta idea: hacer de tu vida, la entrega más pura a los demás sin pedir a gritos un reconocimiento a cambio. Sin lugar a dudas, una de las mejores metas que se puede tener en la vida.

Continuar leyendo «El Bombero voluntario»

Compártelo ...

Una vida lograda

Obra: Pareja de ancianos (Burgos); material: bronce; autor: Ángel Gil; año 2009

Frente a la iglesia de la Divina Pastora y muy cerca de un alojamiento para peregrinos, está colocada ésta estatua que representa a una pareja de ancianos. Es una obra protagonizada por un tema cotidiano, popular… En los pueblos, los abuelos permanecían sentados en un banco de madera o piedra dispuesto en las entradas de las casas, viendo pasar la vida mientras ellos ejercían un descanso merecido de la suya.

Hoy me gustaría compartir ésta obra contigo, caminante, por dos razones fundamentales: el título de ésta entrada en el blog (que podría ser, perfectamente, el de un manual de autoayuda) y los proyectos que hacemos en la vida.

Continuar leyendo «Una vida lograda»

Compártelo ...

Un peregrino en Parthenay

Obra: Peregrino (Place de Vauvert, Parthenay, Francia); material: bronce, autor: Etienne; año 2012

He pasado un buen rato contemplando esta escultura. Me ha cautivado la delicadeza de las líneas de bronce, más propias del Renacimiento que del acelerado siglo XXI. Todos los pensamientos, sensaciones, palabras… buscan ordenarse para, si es posible, escribir un par de las muchas cosas que me gustaría decir de ésta obra.

El autor (uno de los escultores franceses contemporáneos más conocidos y reconocidos), busca que los peregrinos se sientan reflejados en ella, al bordearla. Pero al acercarse, es inevitable que te asalten las preguntas: ¿Por qué una lámina de bronce y no una escultura de bulto redondo? ¿Son máscaras o rostros? ¿Qué relación tienen los pájaros con el resto de la composición? ¿Por qué el ropaje del peregrino se asemeja a las alas de un pájaro (o a lenguas de fuego)? ¿Qué significan los tres rostros?

Continuar leyendo «Un peregrino en Parthenay»

Compártelo ...

El pin del «Pelegrín»

Obra: «Pelegrín»; autor: Luis Carballo; año Xacobeo, 1993

Me vas a permitir que, en esta ocasión, abra el baúl de la nostalgia. No tanto para nadar en el mundo de los recuerdos con la finalidad de entristecernos, sino como camino para reivindicar lo popular, lo que está al alcance de todo el mundo, y lo que constituye una anécdota con la que alimentar a los más jóvenes y recordar a los adultos que no hace mucho, teníamos su edad.

He leído que existe en Andorra un museo del pin. Automáticamente, nuestro cerebro asocia la palabra museo a lo que debe ser recordado y conservado, por su valor artístico, histórico, natural… Si has vivido la adolescencia y juventud en los años noventa del siglo pasado, recordarás el ansia por llenar los lapiceros, mochilas y cazadoras con pines, cuantos más mejor, y cuanto más difíciles de conseguir también. Eran las medallas-condecoraciones de la adolescencia.

Continuar leyendo «El pin del «Pelegrín»»

Compártelo ...

Caminos de Encuentro

Obra: Caminos de Encuentro; autora: María del Pilar Gutiérrez Sainz; Alfaro, 2016 (La Rioja)

En el cine se juega mucho con imágenes en las que dos personajes habitan un determinado entorno en diferente tiempo. Este juego de planos provoca en el espectador la sensación de que ha existido un pasado habitado por personas recorriendo los mismos lugares y, quizás, situaciones parecidas; pero también, que su camino será ruta para los que vengan en un futuro.

Esta escultura que refleja el cruce del Camino Ignaciano con el Camino Jacobeo en Alfaro, me sugiere esta misma idea producida por el cine. La obra representa a Santiago peregrino y a Ignacio de Loyola, dando pasos en sus respectivos caminos. Puede parecer, en primer lugar, que se han visto, se han saludado y ahora continúan su viaje, al igual que puedes hacer tú si te encuentras con otro peregrino en una determinada etapa. Sin embargo, también es fácil intuir, si nos fijamos en la diferencia cromática de la piedra artificial en la que está construida la pieza, que ambos salen “del mismo barro”. En cualquiera de las dos ideas, sabemos que Santiago e Ignacio no viven en el mismo tiempo histórico, pero la vida de ambos estuvo profundamente marcada por Jesús (el “mismo barro” del que salen).

Continuar leyendo «Caminos de Encuentro»

Compártelo ...