¡Oh, Glorioso Apóstol Santiago!

Este mes de julio siento la necesidad de dedicar mi publicación mensual al Apóstol Santiago, en su día grande, el 25 de julio.

En la Catedral de Santiago se dedica una Novena en honor al Apóstol Santiago desde 15 al 23 de julio, solemnizada por la Capilla Musical y el salmista de la Catedral (así como el acompañamiento del órgano) con las antífonas del muy ilustre D. Nemesio García Carril, antiguo organista del templo. El día 24 se interpretan las Solemnes Vísperas, con composiciones sacadas del propio Archivo de la Catedral, y que en su día resonaban entre las piedras del templo.

Dentro del Códice Calixtino también encontramos numerosas obras dedicadas al Patrón de España (el Psallat chorus celestium; el Alleluia, Gratulemur et laetemur; o la obra Al Apóstol más excelso de Vaquedano) pero, si hay una pieza dedicada al Apóstol que sea especialmente conocida es, sin duda alguna, el Himno al Apóstol Santiago, compuesto en torno a 1920 por el entonces maestro de capilla Manuel Soler Palmer, sobre letra del médico compostelano Juan Barcia Caballero.

Continuar leyendo «¡Oh, Glorioso Apóstol Santiago!»

Compártelo ...

E ultreia e suseia!

Además de momentos de silencio y reflexión, el Camino nos brinda momentos de exaltación y alegría. Por todos es sabido que a lo largo de las etapas se recurre al uso de cantos e himnos para hacer más llevaderos los kilómetros.

En esta ocasión quiero hablaros de una pieza del Codex Calixtinus (también llamado «Liber Sancti Jacobi). Este manuscristo francés del siglo XII está albergado en la catedral de Santiago. Está compuesto por cinco “libros”: El primero es de carácter litúrgico, el segundo hagiográfico (vidas de los santos), el tercero y cuarto de naturaleza histórica y el quinto es una especie de guía para el peregrino. Cuenta también con dos apéndices. El segundo apéndice contiene sólo un canto, el “Dum Pater familias”, probablemente el himno más conocido del manuscrito.

Continuar leyendo «E ultreia e suseia!»

Compártelo ...

Reina del Cielo … Muéstranos a Jesús

El mes de mayo es tradicionalmente llamado “el mes de María”, pero: ¿Desde cuándo sucede esto? ¿Siempre se le dedicó el mes de mayo a la Virgen?

En torno al siglo XII se estableció el Tricesium o “treinta días de honor a María” entre el 15 de agosto y el 14 de septiembre pero no fue hasta el siglo XVII que se trasladaron estas fechas al mes de mayo.

Sin olvidar que seguimos celebrando el Tiempo de Pascua, musicalmente quiero presentaros dos obras gregorianas muy importantes en la liturgia católica: por una parte, la antigua antífona de Pascua, Regina Coeli; y por otro, su homónima para el resto del Tiempo litúrgico, la antífona mariana propia del Tiempo Ordinario, Salve Regina.

Continuar leyendo «Reina del Cielo … Muéstranos a Jesús»

Compártelo ...