Con San Roque, cuidamos la vida

La actual Capilla de San Roque, en Melide, en tierras de Galicia, se construyó en el año 1949 con materiales procedentes de las iglesias medievales derrumbadas de San Pedro y San Roque. La portada principal, una de las más hermosas del arte medieval gallego, proviene de la antigua iglesia de San Pedro. Tenemos un ejemplo de reconstrucción, de adaptación de materiales para seguir dando brillo y testimonio de fe con el paso de los siglos.

El titular de la actual capilla fue san Roque, un peregrino que se desplazó desde Montpellier a Roma. Recorrió Italia y se dedicó a curar a todos los infectados de la peste. Al parecer, falleció tras un largo período en prisión (acusado de espía) sin revelar quién era.

Roque nos recuerda el ejemplo de tantos médicos, enfermeros y personal sanitario que dan lo mejor de sí en las diferentes pandemias a las que la humanidad se ve abocada cada cierto tiempo. Damos gracias, con él, por todos los que cuidan de la vida y de la salud. Ellos viven inspirados en Mt 25: “porque estuve enfermo…”.

Fernando Cordero Morales, ss.cc.

Compártelo ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.