Dios se hace «visible»

Obra: Exposición de Belenes artesanales; lugar: Valença do Miño; año: 2019

El mes de diciembre no es el preferido por los peregrinos para hacer el Camino; sin embargo, aquellos que lo hayáis elegido, posiblemente os habréis encontrado con los pueblos y ciudades llenos de adornos y calles engalanadas, algunas de ellas con alfombras rojas para hacernos vivir en un paseo de la fama constante. Uno de estos lugares es el interior de la fortaleza que se levanta sobre el Miño de la orilla portuguesa, en Valença. Es un lugar bien conocido por los gallegos porque, en otros tiempos, el aceite y las toallas se compraban mucho más baratas allí. Hoy se ha convertido en un lugar al que ir cuando cierran las tiendas en la franja española del Miño.

Desde las puertas de entrada se pueden percibir perfectamente las luces que iluminan todas las calles, recorridas por un trenecillo que pasea a los visitantes por el interior de la fortificación. Largas alfombras rojas cubren el adoquinado que es tan característico de Portugal. Sin embargo, la Navidad no ha dejado de estar presente, solo había que querer verla. Más allá de los puestos de gofres y crepes, o de la venta de todo tipo de chocolates… En cada rincón de la fortaleza se han dispuesto diferentes Misterios, construidos de manera artesanal con diferentes materiales, muchos de ellos reciclados.

Seguramente, de todas las obras que os he compartido, esta no es la que tenga más valor artístico o histórico. Pero creo que tienen un enorme valor espiritual. En primer lugar, forman parte del arte efímero: aquel que solamente se puede contemplar durante un tiempo determinado (bien porque va a ser destruido o porque se guardará en sótanos de casas junto a otros objetos “descatalogados”). En segundo lugar, por los materiales que emplean (el arte sostenible, ¿por qué no?). Por último, porque consiguen hacer presente a la Sagrada Familia en cada rincón de las compras navideñas y, con la Sagrada Familia, todo su significado.

Tal vez lo esencial no esté en que las representaciones del Belén se conserven, sino que cuestionen nuestra vida, nuestro consumo, nuestro cuidado del planeta, nuestra presencia como cristianos en medio de la sociedad

¿En qué momento eres presencia de Jesús en medio de tu gente? ¿Qué “cosas” efímeras te recuerdan la esencia de la Navidad?

Fátima Noya Varela

Compártelo ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *