San Nicolás: iglesia-fortaleza

San Nicolás, también conocido como San Nicolás de Myra (en Oriente, por su lugar de fallecimiento) o San Nicolás de Bari (en Occidente, por el lugar donde fueron trasladados sus restos) fue un obispo que vivió en el siglo IV. Más de dos mil templos están dedicados a él en todo el mundo.

En Oriente lo llaman Nicolás de Mira, por la ciudad donde estuvo de obispo, pero en Occidente se le llama Nicolás de Bari, porque cuando los musulmanes conquistaron Anatolia, un grupo de cristianos sacó de allí en secreto las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad de Bari, en Italia, donde es muy popular.

Pero nosotros, en nuestra andadura hacia Compostela, nos encontramos con la iglesia de San Nicolás de Portomarín. Construida entre finales del siglo XII y comienzos del XIII, pertenece al románico tardío. Levantada por la Orden de San Juan de Jerusalén, ésta sorprendente iglesia-fortaleza tenía bajo su control el puente que atravesaba el Miño y el cuidado del hospital de peregrinos de Portomarín. El 3 de junio de 1931 fue declarada Monumento Histórico-Artístico.

Este modelo de iglesia fortaleza, único en todo el Camino francés es, sin duda, el mejor ejemplo que se encuentra en ésta ruta de la vocación de los caballeros de la orden de San Juan, de monjes y soldados. 

Seamos nosotros también fortaleza en medio de los cansancios, lugar de refugio de los peligros y defensores de los pobres.

San Nicolás, obispo fiel y buen pastor. Ruega por nosotros.

Fernando Cordero Morales, ss.cc

Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *