Un atisbo de lo que vendrá

Obra: Pórtico de la Gloria; autor: Xai Óscar; lugar: Orbenlle (O Porriño); año: 2015

A mediados del siglo XIX, Jenaro Pérez Villaamil hizo una reproducción pictórica del Pórtico de la Gloria: en ella aparecen algunas personas representadas y, aunque las dimensiones son bastante aproximadas a la realidad, la perspectiva de la pintura convierte al ser humano en un ser minúsculo, casi prescindible, frente a la obra del Mestre Mateo.

Xai Óscar ha realizado un mural de la misma obra mateana y la ha colocado en el muro de su casa natal, un lugar por el que transitan los caminantes que recorren la ruta portuguesa. ¿Cuáles son las razones que puede tener un artista para hacer una reproducción de una obra como el Pórtico de la Gloria y situarla a más de cien kilómetros de donde se encuentra el original? ¿Una demostración de su validez como artista? ¿Publicidad gratuita? ¿Intereses particulares? ¿Por qué no un regalo para aquellos que camináis por delante de la casa del artista, queriendo acercar la maravillosa obra que veréis al llegar?

Anticiparnos, ir dos pasos por delante, querer adivinar lo que está por llegar, la impaciencia frente a la incertidumbre… Son actitudes que nos resultarán familiares, algunas de ellas querríamos dejarlas atrás con el polvo del camino. Sin embargo, luchamos día a día para que el síndrome de la agenda llena nos cure el miedo a no saber qué pasará mañana.

Al igual que este mural en Orbenlle, Jesús también nos anticipó con sus palabras y, sobre todo, con su vida, lo que está por venir. Desconocemos si faltan cien kilómetros o cien días para llegar, pero sí sabemos que el camino se hace día a día, sin dejar que la ansiedad nos consuma las fuerzas que necesitamos para alcanzar la meta.

¿Cuántas veces has querido anticiparte, conocer el final de la historia? ¿En qué te cuesta dejarte llevar por Él?

Fátima Noya Varela

Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *